miércoles, noviembre 21, 2012

La vida, más allá de existir



Vivir es ejercer la capacidad de forjar proyectos y después llevarlos a cabo, más allá del término ­­vida, desde el punto de vista de la biología, que implica nacer, crecer, reproducirse y morir, y a lo largo de sucesivas generaciones, evolucionar.
grupoplatazacatecas.com

Especial importancia atribuyen estudiosos del tema a insistir en que los bienes que hacen feliz al ser humano no son sólo los útiles, los que dan el bienestar, sino aquellos otros que son dignos de ser amados por sí mismos y enriquecen a la persona en un sentido más alto que el puramente material.

La virtud y el saber son posesiones de conocimientos y hábitos, más altos y enriquecedores que lo puramente técnico y corporal, lo cual nos hace ver que la felicidad no está en el orden del tener sino en el del ser, una verdad que no por ser muy repetida es menos verdadera.

El modo de ser acorde con la persona es ser con otros, y el modo más intenso de vivir lo común es el amor, mediante el cual nuestra intimidad no es sólo conocida y amada, sino también amante y dadora; luego buena parte de la felicidad radica en tener a quien amar y amarle efectivamente, hasta hacerle feliz, mediante los actos propios del amor, sobre todo en el hogar.

La vida no merece la pena ser vivida si queda inédita o truncada la radical capacidad de amar, pues lo más profundo y elevado del ser humano está en su interior; la plenitud humana lleva consigo riqueza de espíritu, paz y armonía del alma, serenidad. 

"Vivir no es sólo existir, sino existir y crear…”, reza una frase del médico y escritor español Gregorio Marañón; de ahí que un buen proyecto vital y una vida bien planteada surgen desde convicciones que articulan la conducta a largo plazo, con vistas al fin que se pretende, y que orientan la dirección de la vida, dándole sentido.

Esto significa tener una tarea que cumplir en ella, que al despertarnos cada mañana introduce un elemento de estabilidad, de ilusión, de expectativa concreta, y por tanto de una cierta felicidad para el día que comienza.

Cuando falta el sentido de la vida, cuando los proyectos se han roto, o no han llegado a existir nunca, comienza la penosa tarea de encontrar un motivo para afrontar la dura tarea de vivir, porque no se tiene una idea clara de adonde conducen las tareas que la vida nos impone a todos.

La ausencia de motivación y de ilusión es el comienzo de la pérdida del sentido de la vida, que puede llegar a constituir una patología psíquica, y ocasionar sentimientos de inutilidad, de vacío, frustraciones e incluso depresiones. 

Nunca perdamos de vista que vivir es ejercer la capacidad de forjar proyectos y después llevarlos a cabo; pues hacemos nuestra propia vida de un modo biográfico, por lo cual tiene tanta importancia la pretensión vital, aquello que cada uno le pide a la vida y procura por todos los medios conseguir. 

Lea más:

"La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes." John Lennon (1940-1980) Cantante y compositor británico.

"La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa." Albert Einstein (1879-1955) Científico alemán nacionalizado estadounidense.

"Vivir no es sólo existir, sino existir y crear, saber gozar y sufrir y no dormir sin soñar. Descansar, es empezar a morir." Gregorio Marañón (1887-1960) Médico y escritor español.




1 comentario:

  1. Me gusta tu filosofia por lo resfrescante y llena de sabiduria.

    ResponderEliminar